Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies que permiten registrar su actividad de navegación para la elaboración de informes estadísticos. La información recabada no identifica, en modo alguno, al usuario ni cualquier otra información privada. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Para recabar esta información anónima la Sociedad emplea la herramienta Google Analytics, propiedad de Google. Puede encontrar las políticas de privacidad y de Google Analytics en el centro de privacidad de Google y el complemento de inhabilitación de Google Analytics.

     
English version     Portada

Blog

Noticias etiquetadas como "finanzas responsables"
21 de febrero de 2013

Que las microfinanzas no pierdan su oportunidad

Tags: microfinanzas, desempeño social, finanzas responsables | by Mª Jesús Pérez, Subdirectora General Área Investigación e Innovación Social, Fundación Codespa

La impresionante expansión de las microfinanzas en las últimas décadas se ha basado, fundamentalmente, en dos principios orientadores: la creación de entidades especializadas en la prestación de servicios microfinancieros y la creación de entidades sostenibles. Esto ha hecho que en relativamente pocos años se haya consolidado una industria de miles de instituciones sostenibles que atienden a más de 150 millones de personas.  

Entre las entidades que trabajan en microfinanzas se pueden encontrar, en la práctica, dos grandes enfoques diferenciados en cuanto al fin último que persiguen.

- Un primer enfoque agruparía a aquellas entidades que conciben las microfinanzas como una herramienta de finanzas para el desarrollo. El fin último es favorecer el desarrollo de personas de escasos recursos excluidas del acceso a servicios financieros como vía para reducir la pobreza. El éxito de éstas residiría en la mejora de la situación socioeconómica de las personas que acceden a las microfinanzas.

- Un segundo enfoque, correspondería a aquellas entidades que conciben las microfinanzas como una ampliación del sector financiero convencional cuyo fin último es lograr la creación de entidades que se rijan por los mismos principios de rentabilidad y eficiencia que la banca convencional. El éxito de éstas se relacionaría con el retorno económico derivado de la actividad de microfinanzas, de lo que se presume que se deriva un resultado social.

Ambos enfoques pueden tener en común el objetivo de crear entidades eficientes y sostenibles para brindar servicios financieros a personas de escasos recursos. Y ambas posiciones pueden cumplir un papel en el desarrollo social, aunque los objetivos últimos de unas y otras pueden diferir y no siempre se consiguen los mismos resultados.  

 

 

El problema fundamental reside en que pocas entidades de microfinanzas, independientemente de su enfoque, demuestran su retorno social con información veraz. Además, la diversidad de entidades y enfoques genera confusión sobre la utilidad de las microfinanzas como instrumento de lucha contra la pobreza. Muchas entidades tienen resultados sociales importantes pero no son capaces de medirlos. Otras, por la búsqueda de importantes rendimientos económicos, pierden el objetivo social. El panorama se complica cuando entidades supuestamente orientadas al trabajo con los pobres, adoptan prácticas abusivas o irresponsables que incluso conllevan un lucro desmedido. Esto pone en una delicada situación de riesgo al conjunto del sector dado que las malas prácticas de algunas entidades pueden convertirse en un argumento utilizado en contra de todas ellas; incluso de aquellas que logran realizar un trabajo excepcional con las microfinanzas.

La ausencia de información veraz sobre el retorno social de unas y otras dificulta que se discrimine quién utiliza bien las microfinanzas y quién no. Esto provoca un daño terrible a la reputación del conjunto del sector poniendo en peligro el apoyo a las microfinanzas como instrumento importante para promover la inclusión económica y social de millones de familias pobres. Por tanto, algo que debe ser remediado.  

Frente a este panorama, las entidades de microfinanzas tienen, sin embargo, la oportunidad de rendir cuentas de manera objetiva sobre sus verdaderos resultados sociales. Y este es un aspecto fundamental para la sostenibilidad del conjunto del sector. Han sido y son muchos los esfuerzos que a nivel internacional se han desarrollado para definir un conjunto de estándares de desempeño social que permiten comparar la misión social declarada por las instituciones de microfinanzas, con sus verdaderos resultados. Estos estándares, junto con los indicadores de desempeño social que se han desarrollado, pueden aportar una mayor transparencia a los verdaderos logros sociales de este sector sector. Las microfinanzas, por su origen social y su cercanía con la pobreza, tienen un inmenso potencial para convertirse en un ejemplo de industria financiera generadora de un desarrollo incluyente y socialmente responsable.

Mientras muchos bancos, tratan de diseñar políticas de Responsabilidad Corporativa que muestren su interés de favorecer la inclusión financiera; las microfinanzas tienen la ventaja de que su principal negocio es, precisamente, el de la inclusión. Si logran demostrar que son entidades financieras socialmente responsables, que cumplen un objetivo social, serán sin duda un modelo de industria a seguir. Sólo hay que poner un mayor esfuerzo en medir y gestionar ese doble resultado económico y social. Ojalá las microfinanzas no pierdan su oportunidad.

Para conocer con más detalle la evolución de CODESPA en el sector microfinanciero, pinche aquí.

10 de octubre de 2012

XV FOROMIC: finanzas responsables, verdes y flexibles

Compartimos con todos los miembros y observadores de la RemEX las principales conclusiones extraídas
Iniciativa financiada por: Iniciativa financiada por AECID
2019 © remEX - red española de microfinanzas en el exterior. Todos los derechos reservados.