Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies que permiten registrar su actividad de navegación para la elaboración de informes estadísticos. La información recabada no identifica, en modo alguno, al usuario ni cualquier otra información privada. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Para recabar esta información anónima la Sociedad emplea la herramienta Google Analytics, propiedad de Google. Puede encontrar las políticas de privacidad y de Google Analytics en el centro de privacidad de Google y el complemento de inhabilitación de Google Analytics.

     
English version     Portada

Blog

Noticias etiquetadas como "Paraguay"
12 de agosto de 2013

Microfinanzas en Paraguay. Volver a los orígenes

Tags: microfinanzas, Paraguay | by Marcel Abbad Sort. MACS Consultoría Social

He estado trabajando intensamente con el objeto de organizar (y arrancar) una nueva IMF (Institución Micro Financiera) en el norte de Paraguay. Concretamente en la provincia de San Pedro que, junto con Concepción, son las zonas más septentrionales. Un poco más hacia el norte  de la capital de la provincia, ya casi tocando a  Brasil, existen cuatro asentamientos humanos enormemente pobres, perdidos en medio de la nada, y escondidos a la vista  de los humanos (os suena eso de la pobreza disimulada y escondida? La he podido ver en Mali, Burkina, Níger, Filipinas, India, Senegal, Marruecos, El Salvador, Ecuador, Bolivia, Perú. El instinto de esconder nuestra propia miseria es una especie de pudor, medio hipócrita, medio vergonzante, que se repite por todo el planeta). 

De entre los cuatro asentamientos, tal vez Espíritu Santo (así se llama uno de ellos)  sea el más representativo. Y no solo por su bello nombre, sino por el lugar maravilloso en el que se encuentra y por la actitud de sus habitantes y pobladores, persones todas ellas optimistas, trabajadoras, sufridas y compasivas.

Espíritu Santo es un paraíso de humanidad y desde luego no podría llamarse de otra manera! Sus habitantes son colonos. Aquí me hallo trabajando para luchar contra la pobreza y para el desarrollo de estas personas  Se trata de romper el famoso “círculo de la pobreza”. Pero me doy cuenta de que mi labor tiene muchísimo que ver con la política, las relaciones, la gestión del riesgo y la seguridad, el dinero de bolsillos ajenos y los intereses locales. También tiene que ver con llegar cada noche a mi cama con el cuerpo en suficiente buen estado y la mente lúcida y decidida. Escribo esto porque quiero destacar algunos aspectos de nuestro trabajo que pienso pasan desapercibidos y, en muchas ocasiones, son precisamente la clave del éxito. 

Bancos: en esta zona, una serie de bancos y de empresas financieras (como un banco, pero sin depósitos ajenos) tienen y mantienen una importantísima fuente de ingresos, gracias  a la pobreza de estos colonos.  Todo el mundo está aquí endeudado. Y además, mal endeudado. Por este motivo, una de las principales gestiones a llevar a término antes de estrenar nuestra IMF, será pactar con la banca las “condiciones de salida” de los créditos que ahora mismo están vigentes y que son en realidad, la deuda que no permite que los colonos crezcan y se desarrollen. 

Políticos: Si reunimos a todos los pobladores de los cuatro asentamientos, veremos que hablamos de unas cinco mil personas. Más de la mitad, con derecho a voto. Gestionar con la clase política local la puesta en marcha de la IMF es clave para que ésta tenga éxito y se la respete desde otras instituciones. O lo que es lo mismo: no hacerlo es condenar a la IMF al desastre, puesto que sin el apoyo político, la IMF será débil y muy vulnerable. 

Guerrilla: Y si es vulnerable, más lo será ante el EPP (Ejército Popular Paraguayo) guerrilla sorprendente, que actúa siguiendo oscuras instrucciones (de no se sabe quién) y con la que se debe pactar un calendario de desarrollo local. Su opinión es importante, e incorporar algunas de sus sugerencias es clave para que la IMF sea también “del pueblo” y en consecuencia, se la deje trabajar sin altercado alguno. Y con seguridad. 

Por tanto, uno quiere crear una IMF y para ello, debe gestionar previamente y de forma lo más efectiva posible, un abanico de relaciones y acuerdos de todo tipo. Y para ello, también previamente, se debe conocer quién manda en estos asentamientos, cual es el equilibrio de poder a nivel comunitario, cómo se organizan los colonos, quienes son sus líderes. A quién aman. Y también a quién odian. 

En definitiva, este trabajo me ha devuelto a los orígenes de las microfinanzas. Personas ajenas a nuestro sector pueden creer que crear una IMF es planificar adecuadamente un plan de desembolsos y devoluciones. Como elaborar un enorme y sofisticado Excel. Pero no. Nada más lejos de la realidad. Crear una microfinanciera significa gestionar los intereses ajenos y diseñar un equilibrio social bajo cuyo paraguas se satisfagan un buen número de intereses personales. Administrar con habilidad este escenario es en mi modesta opinión la principal habilidad de este trabajo. Sin este entorno equilibrado, ninguna IMF tiene la más remota posibilidad de sobrevivir en Espíritu Santo. La banca satisfecha; los políticos obteniendo rédito; la guerrilla informada y siendo (supuestamente) coprotagonista del diseño y la acción local.  Los líderes locales, respetados y participando.  Ahí está en realidad las claves del éxito. Es volver a los orígenes.

Iniciativa financiada por: Iniciativa financiada por AECID
2019 © remEX - red española de microfinanzas en el exterior. Todos los derechos reservados.